Por mi salud

Diez motivos para comer una manzana al día:


1- Mantiene a raya la dieta. Numerosos estudios confirman  los beneficios indiscutibles de una fruta que puede comerse de numerosas maneras, pues es ideal también en repostería. Y todos coinciden en que uno de los motivos para consumirla con regularidad es que es baja en calorías y saciante, lo que la convierte en un tentempié ideal para compensar los excesos de la dieta en el día a día. Acostumbrarse a introducir una manzana a media mañana o media tarde a modo de tentempié, especialmente aquellas personas que no suelen comer nada durante horas, no sólo hará trabajar nuestro organismo, sino que llegaremos con menos hambre a los ágapes principales, con lo que es probable que esta aportación se traduzca en una pérdida de peso.
 

2- Reduce el colesterol. Según un estudio de la Universidad de Florida, comer manzana a diario mantiene a raya los niveles de colesterol. Según esta investigación, las mujeres que tomaron manzana a diario durante un año redujeron en un 23% el colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL), conocido como colesterol "malo", y aumentaron un 4% el colesterol de lipoproteína de alta densidad (HDL) o colesterol "bueno".
 

3- Es una fuente de fibra. Por tanto, mejora el tránsito intestinal, aligera las digestiones y nos hace ir al baño con regularidad. Por este motivo, son muchos los que toman esta fruta en el desayuno, acompañando los cereales.
 

4- Reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Según el mismo estudio de la Universidad de Florida, los estudios con animales han constatado que la pectina y los polifenoles (quercetina y flavonoides, antioxidantes que se encuentran sobre todo en la piel de esta fruta) mejoran el nivel de metabolismo de los lípidos y reducen la producción de moléculas inflamatorias relacionadas con el riesgo cardiaco, como es la proteína C reactiva".
 

5- Es hidratante y diurética. Un 80% de la manzana es agua, lo que la convierte en una fruta ideal para aquellas personas que no suelen beber durante el día. Nos ayuda, además, a eliminar los líquidos que almacena el cuerpo.
 

6- Mejora tu salud dental. La manzana es una gran aliada de nuestra dentadura, pues ayuda a eliminar restos de comida gracias a su naturaleza ácida y astringente. Nada mejor para eliminar impurezas, aquellos días en que nos olvidamos el cepillo de dientes, que comer una manzana.
 

7- Es buena para los insomnes. Tiene un alto contenido en minerales, especialmente fósforo, que tiene efectos sedantes. Es, por tanto, ideal para todas aquellas personas con problemas de insomnio, que deben tomar una manzana antes de ir a dormir. El fósforo también es bueno para el cerebro, pues activa las funciones cerebrales y, por tanto, mejora la memoria.
 

8- Previene el cáncer. Algunos trabajos en humanos han constatado los beneficios de la manzana, rica en vitaminas A y C, hierro, calcio, magnesio, potasio y flavonoides, a la hora de ayudar a prevenir el cáncer, además de mejorar la tasa de glucosa de los diabéticos del tipo 2.
 

9- Mejora las diarreas. Paradójicamente, la manzana es buena tanto para el estreñimiento (si se toma entera y con cáscara) como para curar diarreas (si la tomamos asada y en puré).
 

10- Es buena para los huesos. Uno de los flavonoides que contiene, llamado floridzina, protege los huesos de enfermedades como la osteoporosis, e incrementa su fortalecimiento y densidad. Su consumo puede ayudar, además, a las personas que sufren de asma. Los flavonoides y ácidos fenólicos que contiene ayudan a calmar la inflamación de las vías respiratorias.
 

Tomado de MSN Health